Los beneficios del comedor escolar

Cuando escolarizas a tu hijo en la escuela infantil La Alameda, seguramente estés preguntándote cuáles son los beneficios que puede tener el servicio de comedor. No en vano, la alimentación de tu pequeño es una de las cosas que más te importan, por lo que es necesario que conozcas muy bien en que consiste un comedor escolar.

Las funciones de los comedores escolares

El comedor escolar no solamente tiene que alimentar, también tiene que cumplir una serie de objetivos. De hecho, los niños hasta los 3 años están aprendiendo a comer y descubriendo una serie de hábitos y normas nuevas en todos los aspectos de su vida y por supuesto, también en la comida. Por eso, este servicio tiene que iniciar a los pequeños en hábitos de alimentación sanos ofreciéndoles una dieta atractiva, variada y rica.

A la vez, aprenderán a convivir con el resto de los alumnos mientras están comiendo, es decir, tendrán que respetar a sus compañeros y no quitarles su comida, ni tirarles cosas por ejemplo. Y aunque sabemos que no hay nunca que forzar, un comedor escolar que se precie tiene que enseñar a los niños a probar, al menos una única vez, aquellos alimentos que son nuevos para que los niños no sientan rechazo por ellos. Los niños van a ir aprendiendo según su edad, a recoger las bandejas, a no dejar las cosas tiradas, a manejar los cubiertos y a ayudar a los educadores. Por supuesto, de todo ello se debe mantener informadas a las familias para que vayan conociendo cómo va el proceso de adaptación de sus niños en el comedor.