Los beneficios de los instrumentos musicales en los niños

Los muchos beneficios que los instrumentos musicales suponen para los niños en edad escolar los conocemos en nuestra escuela infantil en La Alameda. Pero, aún así, su aprendizaje no tiene que ser una imposición. No en vano, forzarlos a aprender a tocar un instrumento, aunque ellos lo hayan decidido en un primer momento, no va a hacer que amen y se comprometan con la música.

Los instrumentos más apropiados para los niños

Desde los dos hasta los cinco años es la edad perfecta para empezar a educarse a nivel musical. El objetivo es desarrollar y descubrir la capacidad de expresión, psicomotricidad y musicalidad de los pequeños, permitiendo que ellos sean los que elijan el instrumento adecuado de acuerdo a sus preferencias y aptitudes.

La flauta es una de las más demandadas en la primera etapa infantil. Además de ser muy sencilla de transportar por su escaso peso, los niños aprenden a controlar su respiración al ser un instrumento de viento. Aunque lo cierto es que la guitarra es más popular. Aparte de ser asequible para todo el mundo, la dificultad que ofrece al principio por no poder presionar las cuerdas y alcanzarlas fácilmente, se convierte en una de las preferidas de éstos.

Con la batería pueden experimentar muchos más sonidos que con otros instrumentos. De hecho, puede resultarles tan divertido que no quieran dejar de tocarla en ningún momento. El piano es el que más tiempo lleva dominar si se elige uno clásico. Pero si el niño es un apasionado de este instrumento, se puede optar en un principio por comprar uno más pequeño y económico.